Y sin embargo. (parte I)


Lo sé. Hablo demasiado. A veces gesticulo tanto que tiro al suelo lo que tengo al lado. Y me cabreo. A veces con el mundo, a veces conmigo misma. Y te digo que me dejes sola, pero sólo unos minutos. Y me gusta comprarme CD´s antiguos en oferta. No intentes hablarme antes del café. Y si pasas y no te saludo, no me lo tengas en cuenta. Mi cara de mala leche no es real, en el fondo hay una sonrisa. Soy la pesada que te pide audios sea la hora que sea. También soy la friki que se enamora cada poco de zapatillas de deporte. Pero que sean de colores. Y odio escuchar el ruidito que hace la gente al masticar. Tampoco soporto la gente que no sabe comer palomitas en el cine. Reconozco que pongo motes a todo el mundo. No me gusta ir al centro comercial en fin de semana. Ni tus camisas de cuadros. No tengo ni la más remota idea de qué es un corner (bueno, eso quizás sí). No creo en las frases de autoayuda y me caen mal los que van de resabidos. No me gusta madrugar en fin de semana ni llegar tarde al cine y perderme los trailers.


Y sin embargo, aquí sigues.


Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • White Google+ Icon
  • Twitter Clean
  • w-facebook