Tenemos que hablar

Maldita frase. Lo sé. Pero no sabía cómo comenzar.



Hasta el café sabe amargo quizá también sepa de qué va esto. Quizá hubieras preferido un: esto no tiene sentido. Bueno, eso sí, porque lo tiene, o al menos lo tuvo. O hubieras preferido que te dijera un: somos gilipollas por continuar sabiendo que esto se va al garete. Pero te dije que teníamos que hablar. Porque en realidad quiero hablarlo. Que sepas que puse todo de mi parte. Se que te he dicho que puedes volver cuando quieras a mi casa. Quizá porque te echaré de menos al dormir. Pero sobretodo al despertarme. O quizá porque dejo la puerta abierta, y pienso que en cualquier momento, puedes aparecer.

Pero de verdad, lo he pensado. Y me quiero ir. Bien lejos. Y sin embargo, no quiero soltarte. No creo que exista otra opción o al menos de momento.


Fue un placer.Eso desde luego. Eso, siempre.


Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • White Google+ Icon
  • Twitter Clean
  • w-facebook